La producción de publicaciones goza de condiciones jurídicas que ofrecen protección tanto al autor como al editor, a través de la afiliación al sistema ISBN e ISSN y de las disposiciones de la Convención Universal de Derechos del Autor representado por el Depósito Legal, además de evitar confusiones entre publicaciones similares, con la diferencia de hacerlo como único.

Existen muchas obras literarias que se pueden publicar si registro alguno, sin embargo es recomendable que toda publicación cuente con su registro de derecho de autor para proteger  la propiedad intelectual, el cual puede ser tramitado por cualquier persona que escriba una obra, en el caso del Ecuador lo puede hacer en el sitio web del Instituto  Ecuatoriano de Propiedad Intelectual.

El ISBN y el ISSN resultan una eficiente herramienta en lo que a comercialización se refiere otorgando una identificación y autoría, ya que internacionalmente facilita el movimiento editorial y su mercadeo, mediante un control nacional e internacional de todas las empresas editoras dedicadas a la producción de material bibliográfico, no bibliográfico, audiovisuales e informático, de manera que el pensamiento intelectual de millares de autores y el trabajo editorial estén protegidos por ley. (Guerero & Jaramillo, 2016, Libro Diseño Editorial, pág. 218 )

El Número Normalizado Internacional del Libro (International Standard Book Number, más conocido por las siglas ISBN), nació de la necesidad de proteger la creación intelectual de quienes dedican su inteligencia y esfuerzo a la producción de obras literarias, científicas o artísticas, que enriquecen la cultura e historia de los pueblos y contribuyen al desarrollo científico, económico y cultural de éstos. El código de barras  facilita su búsqueda y comercialización. Este puede ser tramitado por el editor o autor en la Cámara Ecuatoriana del Libro:

Sin bien es cierto el código del derecho de autor e ISBN puede se tramitado por el autor, Editorial Digráfica S.A., realiza este trabajo por usted, con una ventaja  adicional, el respaldo de marca, no es lo mismo el sello editorial personal que un sello editorial de una empresa especializada y experimentada.